miércoles, 30 de enero de 2013

Se acampa para conseguir pasajes a Rosario.

 De la Redacción SFeneltren.

La demanda del servicio ferroviario Retiro-Rosario e intermedias (Linea Mitre) supera la oferta que brinda la operadora. En dos días consecutivos -martes 25 y miércoles 26- pudimos atestigüar que quienes quieren asegurarse el pasaje del día optan por acampar frente a la boletería desde la madrugada.


El servicio es diario, sale de lunes a viernes a las 14hrs. La formación que utiliza se compone una locomotora y dos coches pullman, pero rara vez habilitan el segundo coche a los pasajeros, por lo cual la capacidad de cada servicio termina siendo de sólo 52 pasajeros por día.
Es un éxito rotundo; aún cuando la distancia entre las cabeceras se cubre en 7 horas -un tiempo excesivamente largo para los tiempos que corren- la demanda aumenta y sólo es limitada por la capacidad de los coches, un límite que con muy poca ambición de mejoras, la operadora no extiende ni en comodidades, ni en tiempos de viaje, ni en capacidad de pasajeros. 

sábado, 5 de enero de 2013

El ferrocarril a la ciudad, sin lugar en los planes.

De la redacción SFeneltren

Según los planes, pronto el Belgrano Cargas dejará de circular por dentro de la ciudad. ¿Qué futuro le depara al ferrocarril en Santa Fe?

Hace poco se informó de un acuerdo proyectado para afianzar una nueva traza ferroviaria circunvalar a la metrópolis santafesina, para la circulacion del transporte de cargas por fuera de la ciudad y que en un futuro tuviese llegada a la denominada Terminal Multipropósito, el nuevo emplazamiento portuario de Santa Fe, en un punto más cercano al cauce principal del Río Paraná..

Supongamos que ese plan tenga éxito, y digamos que es un paso adelante en la planificación ferrourbanística. Pero seamos ambiciosos, previsores, y miremos más allá: Viéndolo desde adentro de la ciudad, el único ferrocarril que hoy y hace quince años mantiene vivas las vías y los terrenos ferroviarios de la ciudad, es Belgrano Cargas.

¿Qué pasaría si mañana mismo se consiguiera que Belgrano Cargas circulara por fuera de la ciudad?
1) La Estación Ferrocarril Belgrano tiene ahora una función cultural, sus andenes están cubiertos de hormigón, y la municipalidad la mantiene ocupada cómodamente por ocho años más y nada parece indicar que el municipio tuviese intenciones de, pasado ese tiempo, mover sus oficinas a un lugar menos propio del ferrocarril, más bien todo lo contrario. Además de parecer también, visto el Plan de Ordenamiento de la Ciudad, que esperan con las garras afiladas acometer los terrenos de Santa Fe Pasajeros, apenas puedan reubicar a la operadora de Belgrano Cargas.
2) La Estación Mitre, mal que mal, tiene sus dos andenes liberados, pero su red en estos últimos años se depredadó. Además de que pensar en ese predio como estación terminal ferroviaria de la ciudad capital es, con la potencialidad del transporte tanto metropolitano como de larga distancia, tirar un poco a menos el modo ferroviario.
3) Santa Fe Cambios, el otro gran predio de la ciudad, es ahora el Parque Federal. Los talleres de la Redonda son ahora 'La redonda, arte y vida cotidiana', y en poco tiempo se van a construír cuatro torres en una parte del predio.

En conclusión. Los terrenos ferroviarios de la ciudad están involucrados en proyectos que ni por asomo incluyen al transporte sobre rieles. ¿Qué lugar se le podría brindar al ferrocarril cuando el proyecto EFESA prospere y tengamos los tres servicios de pasajeros a Tostado, San Cristóbal, y San Javier? ¿Qué lugar se le daría al servicio a Rosario y Retiro que la Nación aún tiene pendiente devolvernos? ¿Qué lugar se le va a dar al servicio de trenes metropolitanos livianos que la municipalidad propone como alternativa de transporte urbano?

A cambio de eso, el desmantelamiento del terraplén del Mitre y otros tantos levantamienos de vía para continuar calles, aún cuando no fuese necesario el aplanado de calle y el corte de rieles, nos da lugar a sospechar contrarias intenciones en la planificación. Pareciera que los hechos no se condicen con la fé poética de los funcionarios que nos prometen un futuro gran ferrocarril, o bien se está contando con pobre asesoramiento en lo que respecta a la efectiva implementación servicios ferroviario.

Esperemos que desde 2013 el tren deje de ser sólo un símbolo, y el plan ferroviario se haga concreto.